Margarit

Tras liberar la planta de las particiones existentes, se levanta una caja exenta que contiene el programa húmedo y el espacio de almacenamiento de la vivienda y que funciona como filtro entre la zona de día y la zona de noche. Así, este volumen permite una lectura continua del espacio interior a la vez que tiene la capacidad de segregarlo.

Al mismo tiempo, se piensa la zona interior de la vivienda como una yuxtaposición de espacios indefinidos y flexibles que, gracias al sistema de puertas correderas que aprovecha los huecos existentes en el muro de carga, puede segregarse según las necesidades y el uso de cada uno de ellos.

 

Fotógrafo: José Hevia

Mobiliario: Cubro Design

Más proyectos

Category
Rehabilitación