Category
Rehabilitación

En una finca esquinera en pleno “Eixample” de Barcelona nos encontramos con una soleada vivienda completamente de origen y con mucho potencial. Situada en la planta Ático de un edificio de 1925, con una estructura de viguetas metálicas y revoltón cerámico apoyados sobre muros portantes de fábrica, presentaba todos los atributos para resultar una vivienda que todos querríamos convertir en nuestro hogar: luz, sol, altura y dos balcones exteriores.

Con estos antecedentes, buscamos una vez más reconvertir una distribución de otro siglo en una configuración de vivienda moderna ajustada a las necesidades de sus futuros propietarios: 75m2, dos habitaciones dobles, un gran baño y una espectacular sala de estar con cocina integrada de 30m2.

Siguiendo la filosofía que nos caracteriza, hemos puesto en valor aquellos elementos originales que a nuestro parecer, lo merecían: mostrando los forjados en vez de esconderlos y restaurando las carpinterías originales de madera tras decapar varias manos de pintura adaptándolas a las nuevas necesidades de ahorro energético colocando doble cristal y sellando las juntas para un cierre perfecto.

Detrás de una imagen limpia y neutra se esconde una vez más la profunda actualización de las instalaciones de toda la vivienda, substituyendo tuberías y cableado así como dotándola de un sistema climatizado central a través de conductos, diseñando el mínimo falso techo necesario para su circulación, dejando en los espacios principales la totalidad de su altura libre.