Date
Category
Rehabilitación

Si por algo se caracteríza urbanísticamente la ciudad de Barcelona es por su extenso “Eixample”. En este proyecto nos ubicamos en este fantástico distrito, en una luminosa y singular planta baja de un edificio clásico. Su esencia nos cautivó, unos techos de 4m de altura con volta catalana, puertas clásicas que nos cuidamos de restaurar y amplias estancias bañadas por la luz natural y una tranquila y soleada terraza de 20m2 de superficie caracterizan esta pieza con unas cualidades difíciles de aúnar en una densa ciudad como Barcelona. En este caso hemos optado por dialogar con el clasicismo preexistente mediante la utilización de materiales y texturas modernas, sin dejar de lado los vestigios de un pasado siempre presente en nuestra arquitectura en forma de respeto a los elementos anteriores a nuestras intervenciones.