Category
Rehabilitación

En pleno barrio de la Vil·la de Gràcia, encontramos este compacto apartamento en un estado totalmente de origen. Con una disposición completamente cuadrada y 5 ventanas exteriores en ambas fachadas, el lugar era ideal para dejar correr la imaginación con las herramientas que la arquitectura pone a nuestro alcance para convertirlo en un hogar.

La división en 3 franjas longitudinales y los espacios abiertos han sido el leitmotiv del proyecto. En la primera franja, la agrupación de las zonas húmedas y de servicio (baño, cocina y lavadero), en la franja central, la zona común de la vivienda y en la última franja, la zona de noche, con dos dormitorios exteriores y de generosa dimensión.

Optimizando el espacio, el resultado es un apartamento de 50m2 útiles y sobre todo, utilizables. A esto, hemos añadido la conservación de los elementos originales que más valor tenían, los techos de “volta catalana”, las vigas de madera convenientemente reforzadas y las puertas y ventanas de madera, restauradas por nuestros especialistas, substituyendo los aislantes, cristales, cierres etc.