Category
Rehabilitación

Situado en una segunda planta, con un único frente de fachada y dos patios de luces más bien lúgubres, la vivienda preexistente disponía de muchas más particiones de las que podía soportar por dimensiones y por disponibilidad de luz y ventilación. Entendemos la necesidad de una transición fluida del interior al exterior, estirando al máximo la zona de estar hacia el corazón de la vivienda, en busca de un bien tan preciado como es la luz natural.

Para ello, en este proyecto volvemos a echar mano de recursos que hemos aplicado en anteriores propuestas. No siempre funciona, pero cuando consigues encajar la distribución, el resultado nos sigue sorprendiendo. Se optó por eliminar todas las particiones y, mediante el uso de un único plano vertical que secciona la vivienda en dos, generar un pasillo de sección variable en donde se suceden la entrada de luz, un rincón para colocar libros, una planta, un lugar en dónde guardar los abrigos o, sencillamente, una visual directa al exterior. Este plano sirve, además, para poner en relieve la gran altura libre de 3,5 metros que dispone la vivienda.

La mejora en la entrada de luz natural y una distribución más funcional, se completan con una cuidada elección de la materialidad. La paleta cromática acentúa el carácter industrial que le da el forjado de vigas de hormigón prefabricadas, además de conservar otros elementos de interés como son las ventanas con vidrios de colores y que acaban de conferir a este hogar una personalidad propia.

 

*Fotos de José Hevia